Historia de la Pintura: procesos tecnológicos en la fabricación

Publicado en: Notas | 26 mayo, 2017

Aunque el objetivo principal de una pintura es proteger la superficie a la que se aplica, también proporciona belleza, decoración y ambientación a los espacios y objetos que fabrica, construye y utiliza el ser humano para su vida cotidiana.

pintura1

Antecedentes remotos

Arqueólogos y antropólogos han descubierto cavernas pintadas con dibujos en color y grabados en piedra. En 2001, ciertos arqueólogos sudafricanos divulgaron los hallaz gos en la cueva de Blombos, en la costa del cabo sur de Sudáfrica; se trata de un yacimiento arqueológico que saltó a la fama por el descubrimiento de piezas de ocre de 76,000 años de antigüedad, lo que podría tratarse de uno de los más lejanos antecedentes de aplicación de pintura.

Los primeros humanos obtuvieron el color en sustancias naturales, fácilmente disponibles para hacer la pintura, tales como pigmentos naturales de la tierra, carbón de leña, jugos de frutos, manteca de cerdo o sangre, entre otros.

pintura2

Mundo antiguo

Más tarde, los antiguos chinos, egipcios, hebreos, griegos y romanos, usaron materiales más sofisticados para producir bálsamos como pintura para decoración. En dichas culturas se pintaban barcos, utensilios, instrumentos musicales, armas y palacios en una siempre creciente variedad de pigmentos y resinas. El pigmento blanco se obtenía a base de plomo blanco y tierras naturales blancas, como el barro y yeso. Los pigmentos negros eran carbón, negro de humo y grafito natural. Para los pigmentos amarillos se aprovechaban los ocres, polvo de oro y litargirio, mineral de la clase de minerales óxidos. Los rojos eran obtenidos de óxidos de hierro, óxido de plomo rojo, cinabrio (un mineral de la clase de los sulfuros, compuesto en un 85% por mercurio y 15% de azufre) y colorantes naturales en distintas bases. Como aglutinantes se usaron diversas sustancias, tales como goma arábiga, pegamento, huevo, gelatina,  cera de abeja, grasas animales, savias de diversos árboles así como aceites secantes.

 

Edad Media

A pesar de ciertas mejoras en la edad media a los recubrimientos, los volúmenes de producción y sus propiedades eran insignificantes para los estándares modernos. Durante los siguientes 300 años, la resina más popular para proteger y decorar era el ámbar, piedra semipreciosa compuesta de resina vegetal fosilizada, proveniente principalmente de restos de coníferas y algunas angiospermas. El ámbar se usaba solo, o en combinación con aceite de linaza.

 

Modernidad

Durante el siglo XIX, el ámbar fue reemplazado casi por completo con gomas fósiles y semi-fósiles, como el copal, goma arábiga y la goma elástica.

 

Mundo contemporaneo

Hoy en día, los pigmentos sintéticos y los estabilizadores se utilizan comúnmente para producir en masa lotes uniformes de pintura. Las resinas alquídicas fueron sintetizadas, y han dominado la producción desde entonces. Actualmente, los molinos de arena y mezcladores de dispersión de alta velocidad, se utilizan para moler fácilmente pigmentos dispersables. Gran variedad de pigmentos, emulsiones y resinas se encuentran en el mercado para una gran variedad de aplicaciones, todo con el propósito de mejorar resistencia, brillantez y durabilidad.

Como recubrimiento protector, dependiendo de la formulación de la pintura, los fabricantes buscan actualmente otorgar al producto buen flujo y nivelación; proporción de aspersión y grosor de película satisfactorios; secado rápido, alta impermeabilidad, buena adhesión, flexibilidad y dureza, resistencia a la abrasión y durabilidad, entre otras propiedades de las pinturas modernas.

pintura3

 

Este es sólo es un fragmento de la edición número 18 de la revista FerrePro. Si quieres leer el artículo completo adquiérela en Sanborns y puestos de periódicos, o suscríbete.

Banner FP17 2017

Temas relacionados: