FCAW, soldadura por con núcleo fundente

Publicado en: Notas | 30 mayo, 2019

El FCAW es muy similar al proceso de soldadura con gas, ya que la unión de los metales también se consigue en contacto directo con la pieza.

fcaw

En la edición número trece de Ferrepro, describimos los procesos de soldadura MIG y MAG, también conocidos como GMAW (Gas Metal Arc Welding). Detallamos el procedimiento y expresamos las ventajas y beneficios de su utilización; las diferencias entre cada una de las versiones resaltaban su importancia y adaptabilidad en diferentes situaciones. De la misma manera sucede con el proceso de soldadura por arco con núcleo de fundente (Flux Cored Arc Welding, FCAW). Dado que, por sus especificaciones, este procedimiento motiva resultados diferentes, es fundamental tener en cuenta todo lo que conlleva para usarlo de manera eficiente y práctica. En aras de motivar trabajos productivos y seguros, presentamos las características esenciales de este procedimiento, así como los aspectos que intervienen en el mismo.

El FCAW es muy similar al proceso de soldadura con gas, ya que la unión de los metales también se consigue en contacto directo con la pieza, generando el conocido charco de soldadura. Sin embargo, este procedimiento es especialmente importante en chapas de gran espesor, puesto que el arco tiene una mayor capacidad de penetración; también se destacan por sus resultados más angostos y por la velocidad necesaria durante el proceso, la cual debe ser uniforme, para mantener el arco delante del charco de soldadura. De otro modo, se corre el riesgo de producir demasiada que entorpezca el procedimiento.

Descripción del proceso
La característica esencial de este proceso radica en provocar uniones a partir de un electrodo que contiene materiales fundentes. Este tipo de electrodo es el causante de los resultados específicos de este procedimiento, por lo que es de suma importancia identificar su diferencia frente a otras soldaduras con arco. En cambio, también es cierto que puede involucrar o no un gas protector, lo que lo semeja y, al mismo tiempo, lo diferencia de las soldaduras MIG y MAG.

Con el procedimiento, se sueldan materiales gracias al desplazamiento del electrodo en la superficie metálica. El alambre usado en este método también es diferenciable, porque contiene un flux interno (de ahí el nombre) que sirve para estabilizar el arco, al ajustar los componentes químicas en el charco de soldadura.

rollo-de-soldadura-microalambre-flux-core-0030-2-libras-D_NQ_NP_729324-MLM27154897408_042018-F

Dentro de este mismo proceso existen dos variaciones principales, que tienen que ver con usar o prescindir de la protección de un gas: El primero de ellos se designa FCAW-G. En este caso, los alambres tubulares que se requieren en el procedimiento se fabrican específicamente para su uso con gas de protección. Este gas puede ser dióxido de carbono, o bien, una mezcla de ese mismo con argón. El propósito de cualquiera de los dos es proteger al metal fundido del contacto con oxígeno o nitrógeno. Como se notará, este tipo de soldadura es muy semejante a las MIG y MAG, que habíamos descrito en la edición mencionada de Ferrepro.

Por otro lado, el proceso de autoprotección, también conocido como FCAW-S, funciona sin el gas protector. El metal fundido se cubre mediante la descomposición y vaporización del núcleo fundente, que se genera por el calor del arco de soldadura. En este método los ingredientes vaporizados del fundente impiden el contacto con el aire, es decir, con el oxígeno y el nitrógeno que se encuentran naturalmente en él. Además, la escoria que cubre las gotas de metal derretido y el charco de soldadura mantienen a la superficie limpia de esos agentes. Por todo esto, los electrodos de autoprotección pueden tolerar corrientes de aire más fuertes que en el otro procedimiento.

14-FCAW-G-Welding-Example

En ambas opciones el material del núcleo del electrodo proporciona una cubierta de escoria sustancial, la cual protege el metal de soldadura durante su solidificación. Es más usual que la soldadura FCAW se utilice como proceso semiautomático; no obstante, en ocasiones puede usarse en soldaduras automáticas o mecanizadas.

Te invitamos a disfrutar el articulo completo en nuestra edición de junio.

SUSCRIPCION FP23